AC logo final.jpg

Quién somos?

Armonía Cuscatleca (AC) es una organización sin fines de lucro  con sede en Los Angeles que tiene como objetivo promover el desarrollo integral de niños, niñas y adolescentes por medio de la música, facilitar espacios seguros de participación activa,  convivencia y fortalecimiento de lazos artísticos y culturales entre niños, niñas y adolescentes en El Salvador y Los Ángeles con miras a promover el desarrollo cultural de la música y el rescate y fomento de la identidad salvadoreña.

AC nace a iniciativa de Pablo Méndez Granadino y su padre Pablo Méndez Álvarez, mientras colaboraban enseñando en Harmony Project en Los Angeles, una escuela sin fines de lucro que ofrece formación musical a más de 2,000 jóvenes.

Retomando los objetivos de AC , y considerando la necesidad de facilitar a los niños y jóvenes oportunidades frente a los riesgos asociados con la violencia y la migración irregular hacia Estados Unidos, en  enero de 2016, Pablo Méndez Granadino viajó desde Los Angeles a su país natal, El Salvador, para ejecutar el primer proyecto de formación en música en San Pedro Perulapán, un pueblo rural que ha sido agitado por la violencia social provocada por las pandillas y que ha ganado una posición entre los municipios más violentos del país.

Esta primera intervención ofrece a los niños, niñas y adolescentes con edades de 8-14 años y provenientes de familias con escasos recursos de San Pedro Perulapán alternativas frente a la mencionada problemática, empoderando las voces que conducirán el futuro de El Salvador. Los estudiantes serán enriquecidos por el  descubrimiento y fortalecimiento de sus capacidades y habilidades para la vida, y fomentarán los principios de autoestima y disciplina. El proyecto ha sido ejecutado con el apoyo del Consulado General de El Salvador en Los Angeles, desde donde se han realizado gestiones para la donación y transporte de instrumentos, promoción del proyecto para el establecimiento de alianzas, y recaudación de fondos. También el proyecto cuenta con la ayuda de patrocinadores independientes como Myka Miller de Harmony Project, el alcalde de San Pedro Perulapán con su donación mensual del mantenimiento de las oficinas para Armonia Cuscatleca, las familias que han apoyado y donado su tiempo para organizar conciertos y actividades para recaudar fondos en El Salvador y Los Angeles, y Pablo Mendez Granadino por enseñar clases de musica 5 veces en semana desde enero de 2016.

Local AC 2.JPG
Reciben lntrumentos 2.JPG
Presenctacion Instituto agricultura 1.JPG

Actualmente, el proyecto está beneficiando a 34 niños y niñas con instrumentos y clases gratuitas impartidas por Pablo Méndez Granadino como único profesor, en lo que a la fecha es considerada la primera escuela de música en la región donde desafortunadamente el sistema educativo no incluye el desarrollo de habilidades musicales dentro de su currículo.

En los primero seis meses,  el proyecto ya muestra resultados claros. Los estudiantes han mejorado su desempeño en la escuela, sus habilidades sociales, su convicción de disciplina e incluso han mejorado la forma en la que se vinculan y relación con su familia. Como parte de las proyecciones, el proyecto pretende  beneficiar a los alumnos con sus propios violines, violas, cellos y contrabajos, e incorporar más profesores de música.

          La escuela Armonía Cuscatleca ha aparecido en muchos medios de comunicación tanto en El Salvador con Estados Unidos. En San Pedro Perulapán y  sus alrededores se ha vuelto un referente en términos de oportunidades diferentes para los niños y niñas. Durante su visita al municipio el Presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, reconoció la importancia e impacto del proyecto, sumándose más tarde con la donación de violines e invitando a los fundadores de AC a compartir su experiencia en una jornada de puertas abierta en marzo de 2016.

JUSTIFICAción

El Salvador ha estado en un conflicto violento desde la Guerra Civil que terminó con la firma de los Acuerdos de Paz en 1992. La juventud fue la más afectada por este conflicto y muchos de ellos perdieron a sus familias en la guerra. La mayoría de ellos migraron solos hacia Estados Unidos, y gran parte de estos se encuentran radicando ahora en la ciudad de Los Angeles, California.

el salvador map.jpg
Bandera_de_El_Salvador.png

El proyecto Armonia Cuscatleca en El Salvador busca obtener un impacto positivo en muchos niños y adolescentes. A pesar de toda la belleza que posee El Salvador, la violencia y el miedo que las pandillas están ejerciendo está en crecimiento. Los miembros de estas incluyen muchos niños que han vivido en la pobreza, carentes de educación y oportunidades, y muchos no han tenido otra  salida más que unirse a estos grupos. También, en un círculo interminable, los integrantes de sus familias son miembros de pandillas y por ende, los jóvenes tienen la tendencia a seguir el ejemplo de las personas más cercanas y unirse a estos grupos de influencia negativa. Armonía Cuscatleca será de beneficio no solamente para la niñez de El Salvador, sino también para el país entero. El programa no solo enriquecerá la vida de la niñez que no tiene otras opciones o programas, sino  también enriquecerá la vida de la comunidad para el propósito de promover una manera diferente de vivir la vida. La música no solo les enseñara como vivir en paz y armonía los unos con los otros, pero también desarrollarán su liderazgo y aprenderán como ser seres productivos para el desarrollo de una comunidad positiva y próspera.

Objetivos

OBJETIVOS GENERALES

  • Abrir espacios binacionales con el fin de ir fortaleciendo vínculos artístico-culturales entre la niñez, adolescencia y juventud de Los Angeles y El Salvador.   
  • Promover el desarrollo sano de los niños y la juventud por medio de la música


OBJETIVOS ESPECIFICOS:

  • Impulsar procesos participativos en Los Angeles y El Salvador, los cuales permitan el desarrollo cultural, la promoción  del arte y el rescate de la identidad salvadoreña.   

 

  • Promover que los niños sean embajadores de paz, esperanza y entendimiento.   

  • Impulsar el crecimiento saludable de los niños y adolescentes por medio del estudio,  práctica e interpretación de la música.   

  • Enseñar por medio de la música la diversidad de culturas, creencias y contextos.   

  • Construir comunidades más sanas, y fomentar el desarrollo positivo de las niñas y los niños por medio de la música.